Menu

Facebook

 

 

La Rioja: Talleres de Educación Sexual Integral CTERA

La Rioja: Talleres de Educación Sexual Integral CTERA

Los días 23 y 24 de noviembre, se llevaron a cabo las Jornadas de Formación en Educación Sexual Integral con perspectiva de Género en las ciudades de Milagros y Olta, provincia de La Rioja. De las mismas participaron docentes de todos los niveles y modalidades.

Estas actividades se inscriben en la decisión política de CTERA y AMP, (Asociación de Maestros y Profesores de la Rioja) de aportar al cumplimiento de la Ley Nacional de Educación Sexual Integral 26.150/06, en un contexto político y educativo que presenta obstáculos para su plena implementación.

La propuesta incluyó el despliegue de los siguientes tópicos:

Las puertas de entrada para el abordaje institucional de la ESI: la reflexión sobre uno/a mismo/a;la escuela y la enseñanza (el desarrollo curricular, la organización de la vida institucional y los episodios que irrumpen en la vida escolar), y los vínculos con las familias y la comunidad.

Las cinco dimensiones del paradigma integral: la perspectiva de género, el cuidado del cuerpo y la salud, el respeto por la diversidad, el reconocimiento de los derechos y la valoración de la afectividad

El marco normativo que sustenta la ESI.

Estos contenidos se desarrollaron poniendo en tensión, las desigualdades, violencias y estereotipos fundamentados en el género presentes en nuestra vida cotidiana en general y en la escuela en particular.

En la ciudad de Milagros, fue muy importante la participación y el nivel de debate, sobre todo en torno al marco legal. Da cuenta de ello, las reflexiones que se hicieron acerca de la Ley Nacional Antidiscriminatoria 23.592/88, que les permite a los y las docentes intervenir en situaciones de no respeto por la diversidad entre el estudiantado.

 Respecto de la ciudad de Olta, se profundizó sobre la persistencia de violencias implícitas ligadas al género. Para ilustrar esta situación, uno de los docentes que participó del taller señaló que aún son muchos los protocolos y formularios que continúan invisibilizando la diversidad de género al prescribir como únicas categorías posibles el sexo femenino o masculino.

 

 

volver arriba