Menu

Facebook

 

 

“CRÓNICAS TEXTUALES” CLAUDIO KATZ - Profesor de la UBA - Investigador CONICET

“CRÓNICAS TEXTUALES” CLAUDIO KATZ - Profesor de la UBA -  Investigador CONICET

“CRÓNICAS TEXTUALES” CLAUDIO KATZ - Profesor de la UBA -  Investigador CONICET

 

CTERA: Claudio Katz, profesor de la UBA e investigador del CONICET. Queríamos preguntarle ¿qué significa el triunfo del NO en Grecia?

 

-          Claudio Katz: Creo que el triunfo del NO en el referéndum tiene un enorme significado. Me parece que es el acontecimiento político más importante de Europa en los últimos años, porque el pueblo griego votó en la durísimas elecciones impuestas por la campaña del miedo, por un corralito y una presentación que hacían los medios de comunicación como el fin del mundo.

 Anunciaban que el voto por el No implicaba miseria, aislamiento de Grecia, ponían en juego la permanencia o no de Grecia en Europa. Y por eso, en esas condiciones, de chantaje político que buscaba doblegar al gobierno de de Syriza, en esas condiciones tan adversas se produjo un éxito tan notable con el triunfo del NO.

Ahora ya sabemos que no sólo triunfó 60 a 40 por ciento, sino que el 85 % de los jóvenes votó por el No, arrasó en los barrios populares. Se recuperó una gran tradición  de resistencia del pueblo griego contra el maltrato colonial que intenta aplicar la troika.

Fue una lección de democracia en el pueblo que inventó la democracia y emitieron un mensaje de resistencia y de esperanza para toda Europa, para el pueblo español, portugués, irlandés, que son los candidatos para un próximo ajuste.

Me parece que es un hecho muy significativo,  refleja un aprendizaje del pueblo griego contra estos chantajes. En los últimos seis años Grecia atravesó ocho planes de ajuste, y  ha ganado una cohesión interna en esta resistencia política.

-          CTERA: ¿Se puede hacer una comparación entre las políticas del consenso de Washington, del FMI, del Banco Mundial, de los sectores financieros del poder con esta troika que está pasando en Europa?

-          Claudio Katz: Sí. Es la continuidad de lo que aquí llamábamos el consenso de Washington.

Es una política de dureza, de atropello, de vulnerar los derechos populares. Fíjense que ahora, después del referéndum, la primera reacción que tuvo Merkel y la gente de la troika fue de desconcierto. Pero, inmediatamente después, es que, como hacía el FMI en América latina, están dispuestos a subir la apuesta, no sólo a suprimir a Grecia de Europa sino que a tratar de castigar al pueblo griego por ese ejercicio de la democracia. Hay que ver cómo se desarrollan los acontecimientos. Alemania está en una posición muy dura, quieren avanzar en la unificación bancaria y fiscal de Europa con políticas de virulento ajuste.

Me parece que Estados Unidos tiene una posición más negociadora, son conscientes de todo lo que está en juego, que Grecia ocupa un lugar geopolítico de primer orden, cuenta con un ejército sumamente importante, está en una zona caliente del planeta, qué pasaría si Grecia se convierte en un Estado fallido como Libia, si comienza a recibir una masa de refugiados descontrolada del mundo árabe, africanos. 

Qué pasaría si Grecia refuerza las relaciones con Rusia e incluso, permaneciendo dentro de la Unión Europea, bloquea las sanciones de ésta contra Rusia.

 Es decir, hay un temor a las consecuencia de estas políticas del consenso de Washington, porque a medida que la troika se endurece avanza el descrédito general del Eurogrupo que dirige esta política de ajuste.

Hay una resistencia de la dictadura del Eurogrupo y una desconfianza general del pueblo europeo al manejo de la política actual. Las consecuencias de esto son difíciles de imaginar. Hay un escenario extremadamente complejo en Europa desde el punto de vista geopolítico después de lo ocurrido en el referéndum.

-          CTERA: América latina, para estos países; España, Grecia, Italia, Portugal, para la clase trabajador, ¿es una faro?

-          Claudio Katz: Sí, yo creo que por una lado los procesos de transformación de América Latina son seguidos con mucho interés en Grecia, y al mismo tiempo, para América Latina es importante lo que ocurra en Grecia, porque si la derecha gana y logran doblegar al gobierno de Sirysa la restauración conservadora de afianzará en América Latina y viceversa.

 Si triunfa la izquierda tendremos más energía y capacidad de acción para avanzar en transformaciones populares y antiimperialistas en la región.

Hoy lo que importa, me parece la prioridad, es un compromiso nuestro, de América Latina en solidaridad con Grecia. Incluso ir imaginando medidas concretas de apoyo y sostén material de UNASUR, el ALBA, los organismos de América Latina al pueblo griego. Especialmente si en las próximas semanas se produce la expulsión de Grecia de la eurozona.

-          CTERA: ¿Cuál sería el escenario que se vislumbra?

-          Claudio Katz: Creo que a lo que hay que prestar atención  al escenario, sobretodo , inmediato.

El domingo es una fecha clave porque es la fecha límite que ha puesto la troika para tomar una recisión con Grecia. Ellos están decididos a mantener el ajuste sin reestructurar la deuda griega y si esto se impone, va a continuar Grecia en un tobogán de “austericidio”.

 Ya cayó el producto bruto interno un 25%, el desempleo es del 26%.  Grecia ya hizo dos veces y media el ajuste fiscal que hizo España. Y un nuevo ajuste sería, no sólo terrible, sino completamente inútil porque seis meses después de una refinanciación de la deuda nuevamente Grecia estaría en una situación de colapso.  Además Tsipras ha dicho que el gobierno de Syriza no va a aceptar los términos de agresión contra el pueblo griego.

Está la alternativa que  la propuesta de Syriza se imponga y que Tsipras logre una reestructuración de la deuda, por ejemplo siguiendo el modelo que ha presentado el FMI, de una quita del 30 % de la deuda, un período de gracia de 20 años. Tsipras ha dicho que estarían dispuestos a adoptar medidas de austeridad. Pero ni siquiera con una reestructuración de la deuda cabe imaginar un deshago para la situación griega. La crisis económica es tan fuerte que Grecia necesitaría, como tuvo la Argentina después del default, de dos o tres años de cesación total de los pagos para comenzar a recuperarse. Por esa razón hay muchos sectores del gobierno de Syriza que plantean necesario un plan B, una negociación para debatir una salida ordenada del euro y debatir con la troika algún sostén, algún proyecto de salida controlada de Grecia de la Eurozona.

Hay que tener en cuenta que Syriza tiene instrumentos políticos para negociar un escenario de este tipo, después de la victoria del No, y tiene sobre todo el gran instrumento económico de poner de relieve que una salida caótica de Grecia de la eurozona puede reavivar la crisis económica internacional con un impacto económico devastador sobre la propia economía europea.

-          CTERA: Para finalizar, ¿qué escenario vislumbra para Argentina?

-          Claudio Katz: Yo creo que se han hecho muchas comparaciones de Grecia con Argentina. A esta altura es casi un clásico. Los griego tienen muy en cuenta el modelo económico que se instrumenta acá, y sobretodo qué es lo que ocurrió en Argentina después del default. Pero me parece que hay que ser muy cuidadoso con las comparaciones porque puede haber fotos parecidas. Puede ver uno que acá hubo corralito en Grecia hay corralito, allá se retiran depósito y acá se retiraron depósitos.

-          Pero hay diferencias muy grandes entre las dos situaciones; en Grecia la cesación de pago no se produjo en el escenario caótico del fin de la convertibilidad, sino que es una medida consciente adoptada por un gobierno de izquierda. De La Rúa reprimía en un escenario caótico, y Syriza convoca a un referéndum.

-          Allá hubo una auditoría de la deuda, acá nunca se investigó la deuda. Por lo tanto las condiciones son distintas, y además me parece que es bastante distinto imaginar un escenario con la posibilidad de una salida Argentina para Grecia, una salida de canje, desendeudamiento y crecimiento. Creo que es muy improbable un escenario de este tipo.

-          Grecia con un canje de la deuda, dado que la deuda está concentrada en el sector público, está en manos de la troika, no está distribuida como en el caso argentino entre múltiples acreedores privados. Un canje de la deuda ahí implicaría mantenerse sujeto a los controles del FMI. No tiene margen Grecia para desendeudar la economía griega, no tiene fondos, no tiene posibilidades para repetir lo que ocurrió aquí. Y finalmente, es muy improbable de imaginar un ciclo de crecimiento como tuvo la Argentina, en una economía que es mucho más pequeña, mucho más frágil y mucho más sometida a los vaivenes del ciclo económico europeo, cosa que no ocurría con la Argentina. Por lo tanto son situaciones distintas y difíciles de comparar en ambos casos.

-          CTERA: Claudio Katz, profesor de la Universidad de Buenos Aires, investigador del CONICET, muchas gracias por la comunicación con CTERA.

-          Claudio Katz: Gracias a ustedes.

 

PPRENSA CTERA

volver arriba