Menu

Facebook

 

 

Columna Editorial. Agosto 2021

Columna Editorial. Agosto 2021

HABLANDO DE “SIMULACROS”…

Durante esta semana observamos diversas muestras de indignación y repudio por una nota escrita con la pluma de una socia del “club político”, que fue publicada en uno de los medios donde se sienten muy cómodos/as los/as referentes pedagógicos del neoconservadurismo y del neoliberalismo.


						

Esta histórica referente de la reforma educativa del menemismo y reciente funcionaria cuando Vidal todavía era vecina y gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, usó la categoría de “simulacro” para hablar de la educación pública de nuestro país, y para denostarla sentenciando que la escuela púbica, sus docentes, los sindicatos y el Estado son cómplices en esta “estafa”, como miembros de una “organización delictiva”.

Resulta paradójico que hablen en estos términos quienes han utilizado el simulacro del marketing para sostener sus políticas y para disimular los terribles ajustes que ejecutaron sobre la educación cada vez que fueron gobierno y de quienes han delinquido a más no poder en todos los tiempos y cargos.

Lo más irritante, quizás, fue que el mayor simulador, embaucador y mentiroso que hemos tenido como presidente de Boca y de la Argentina, se haya subido al caballo de esta baja provocación y aprovechar la oportunidad para hablar de lo que menos sabe y entiende: la educación pública.

Ofende que los reyes de la simulación vean el simulacro en el ojo ajeno y apelen a los argumentos más falaces para justificar las más rancias miradas sobre lo que para nosotros es un derecho social y humano y para ellos una mercancía más.

En esa enloquecida arremetida la referente del pensamiento democrático yerra de derecha a izquierda en todos sus planteos y diagnósticos y en su desesperado intento por salir del ostracismo cae en la chicana baja de poner la culpa y las responsabilidades en las instituciones democráticas y en los derechos sociales conquistados por la lucha popular.

Esta intelectual que asume como propias las máximas de la derecha y “Tira” con munición gruesa sobre las y los trabajadores de la educación, el Estado y los sindicatos, termina avalando en su desvarío a las pruebas estandarizadas, la desinversión educativa (dice que el 5% del PBI es mucho) y al proceso de privatización, entre otros de sus fundamentos.

Además de repudiar, los que podemos hacer con ese escrito en su versión digital, es guardarlo como material de estudio para usarlo nuestras propuestas de formación pedagógico-sindical, en la unidad sobre el pensamiento reaccionario conservador de la derecha, y ponerlo como una pieza más entre las tantas que circulan y que sirven como claros ejemplos sobre el pensamiento democrático de la derecha. La versión impresa en papel, pues cada uno/a sabrá darle un destino mejor y de acuerdo a sus necesidades.

Porque en definitiva creemos que, el mayor simulacro, es decir que te preocupa la educación, cuando fuiste cómplice y parte de quienes históricamente trataron de destruirla.

Miguel Duhalde

Secretario de Educación CTERA

Buenos Aires, 15 de agosto de 2021.Columna Editorial XXXI 

 

 

Más en esta categoría: « Columna Editorial. Julio 2021
volver arriba