Menu

Facebook

 

 

Una Paritaria que dejará huella, Nota Opinión de Sonia Alesso

Una Paritaria que dejará huella, Nota Opinión de Sonia Alesso

Desde 2016 hasta 2019 el gobierno de derecha del macrismo cercenó una de las conquistas trascendentales  de las y los trabajadores de la educación: la Paritaria Nacional Docente.

Esta conquista fue consecuencia de las luchas históricas de la Marcha Blanca del 88, la Carpa Blanca del 97 al 99 y, ya en el macrismo, en el 2017, para volver a conseguirla, la Escuela Pública Itinerante frente al Congreso Nacional –donde fuimos reprimidos– y la instalación de la Escuela Itinerante en las provincias del país.

Desde 2020 la Paritaria Nacional Docente se volvió a convocar con la decisión política del Gobierno Nacional.

En ella se discuten salarios, financiamiento para educación, formación, incentivo docente, inversión para infraestructura escolar, entre otros temas.

Con la pandemia, se conformó un Comité con especialistas en salud, epidemiólogos, sindicatos, ministerios de salud y educación, para elaborar un “protocolo” necesario para la vuelta a clases en forma presencial.

El 18 de febrero el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, recibió a la CTERA representada por mí como Secretaria General , Roberto Baradel, Secretario Adjunto, y al Secretario General de la CTA  Hugo Yasky.

En ese encuentro le planteamos muchos temas referidos al comienzo del ciclo lectivo pero hubo dos que eran de suma importancia: la vacunación a las y los docentes de todo el país  y resolver el conflicto de Chubut, que ya llevaba dos años en crisis con deudas salariales, inversión en educación, falta de diálogo, entre otros.

El viernes pasado la Paritaria Nacional Docente dio respuesta a estos dos reclamos: un cronograma de vacunación a las y los docentes de todo el país y el inicio de la resolución del conflicto de Chubut.

El Estado Nacional invertiría 4.000 millones de pesos para resolver los salarios adeudados en la provincia de Chubut.

Este hecho muestra claramente la importancia que este gobierno le da a la Educación Pública y al Derecho Social a la Educación.

Del desfinanciamiento, destrato, ataques, insultos, espionajes, amedrentamientos, desprestigio de las organizaciones sindicales docentes por parte del macrismo se pasó al diálogo, a propuestas para solucionar conflictos, a tener las puertas abiertas para los representantes de las y los trabajadores de la educación.

Es necesario analizar el contexto para tener memoria de que la concreción y vigencia de la Paritaria Nacional Docente llevaron décadas de luchas de CTERA:

  • El piso salarial pasará de 31.000 pesos en marzo a 37.000 pesos en septiembre.
  • En el acuerdo Paritario logramos, entre otros puntos, un 34,6% de aumento para el docente que recién se inicia –piso salarial docente–, un aumento del incentivo docente –FONID– y de Conectividad del 45% donde el Estado Nacional invierte 11.000 millones de pesos.
  • Continuará el Fondo Compensador de desigualdades salariales para las provincias más necesitadas, Fondo que envía el Gobierno Nacional.
  • Se monitoreará en todas las provincias el plan de vacunación, los protocolos de salud, higiene y medio ambiente en las escuelas para preservar la salud de las y los estudiantes y de las y los docentes.
  • Se continuará con los Programas de Formación Docente de manera permanente y gratuita para las y los docentes en ejercicio.

Una manifestación de esta nueva etapa que estamos viviendo es el primer párrafo del Acta Paritaria que expresa:

“El reconocimiento a maestras y maestros, a profesoras y profesores, equipos de dirección y supervisión, y a la comunidad educativa toda, siendo la escuela un ámbito insustituible que la sociedad en su conjunto ha revalorizado, destacando que las trabajadoras y los trabajadores de la educación han transitado –y continúan transitando– esta etapa de pandemia con un compromiso permanente e inclaudicable”.

El viernes las y los representantes sindicales docentes fuimos recibidos por el Presidente de la Nación, quien ratificó su compromiso en defensa de la Educación Pública y del sostenimiento y defensa de la profesión docente.

Seguiremos luchando por más derechos para las y los docentes, por mejores salarios y condiciones dignas de trabajo, y una Educación al servicio de nuestro pueblo.

Sin duda esta Paritaria dejará una huella más en nuestra historia de lucha.

 

* La autora es Secretaria General de CTERA

volver arriba