Menu

Facebook

 

 

Apertura de Reunión Regional de la IEAL que se desarrolla en Cochabamba, Bolivia.

Apertura de Reunión Regional de la IEAL que se desarrolla en Cochabamba, Bolivia.

 Discurso de Hugo Yasky - Presidente de la IEAL -

“Hoy estamos debatiendo a la educación como derecho social.

El poder empresarial, financiero y mediático han creado un poder supranacional, con un entramado de corporaciones multinacional y un aparato de justicia planetario, que ordenan, por ejemplo, el pago a los fondos buitres o se apoderan de los recursos naturales.

Este poder global plantea el retiro del Estado de sus funciones.

Ese espacio bacante, que deja el Estado, lo ocupa el mercado.

El Estado es el instrumento para garantizar el equilibrio de la sociedad, con la supremacía del mercado aumenta la injusticia, la desigualdad.

Muchas veces un país tiene crecimiento económico, pero esto no tiene nada que ver con el desarrollo social, son datos macroeconómicos.

Las corporaciones financieras, instituciones privadas, dicen cuándo un país es “emergente” o “fronterizo”, tiene que ver con esta gobernanza internacional que hoy nos domina.

Por ejemplo, en nuestro país, el plan de ajuste que firmó el Gobierno Nacional compromete las políticas económicas en los próximos 10 años.

Las pruebas Pisa son uno de los instrumentos que tiene esta gobernanza internacional.

América Latina no es un continente pobre, tiene potencialidad, tiene recursos, pero es tremendamente desigual, hay un abismo entre los más ricos y los más pobres.

Nos preguntamos: ¿Es posible que los mercados puedan ayudar a que esas desigualdades decrezcan? Está claro que no.

Necesitamos recuperar el papel del Estado y las políticas públicas; tenemos que generar condiciones para que nuestros hijos se puedan educar, tener salud, trabajo.

Ellos, las corporaciones multinacionales financieras y los gobiernos que llevan adelante sus políticas, quieren países exportadores de materias primas, en un intercambio desigual, que traerá retraso y desigualdad.

Quieren poner una barrera a la ciencia, a la tecnología; necesitamos políticas públicas, soberanía en educación, en ciencia y tecnología; tenemos que avanzar en la disputa por el conocimiento.

Esta barrera a la ciencia y a la tecnología que intentan imponer es un corset al desarrollo del conocimiento, de la cultura de nuestro pueblo.

Las corporaciones financieras internacionales quieren que seamos el patio trasero del mundo. 

Hay gobiernos, como el nuestro, se pone contento de haber puesto a la Argentina de rodillas ante el mundo: es el “patio traserismo” en estado pudo.

Las organizaciones sindicales, los docentes, según el Banco Mundial, somos los responsables que los cambios y modernización en educación no avancen.

Por eso hay una campaña de estigmatización de los medios de comunicación contra los sindicatos.

En los 90 el ataque fue hacia los docentes, pero como tuvo un rechazo muy fuerte de parte de los docentes y la sociedad, ahora el ataque es hacia los sindicatos docentes que son quienes organizan a lxs docentes.

Los sindicatos deben ser aislados, combatidos, deben desaparecer, el Banco Mundial plantea la quita de los aportes a las organizaciones sindicales mediante el no cobro de las cuotas sindicales.

La gobernanza internacional y los ministros que están en línea con sus políticas apelan a la participación de la “sociedad civil”, pero desechan a las organizaciones sindicales.

Los sindicatos no existen para ellos, sí existen las corporaciones empresariales: libre empresa, emprendedurismo, fundaciones –sostenidas por las multinaciones -, ONG, que definen contenidos, la evaluación, la formación docente. Quieren convertir a la educación en una "low cost", una educación pobre.

Necesitamos que esta Declaración de Cochabamba estas políticas de “modernización” sean señaladas como las “viejas políticas” , que además de la privatización, introducen la lógica del mercado en la educación: un servicio al que se accederá con la lógica del mercado.

La desigualdad es buena, afirman ellos, porque lleva al esfuerzo, a la competencia, es la lógica que quieren imponer.

Hay que pararse en el bagaje cultural de resistencia y de lucha que tenemos en América Latina.

Vivimos en una América Latina con realidades distintas: en Colombia se asesina a los docentes y el Gobierno no se responsabiliza; en Brasil hay un ex Presidente preso que encabeza las encuestas y declaraciones de las fuerzas armadas que expresaron que si sale libre habrá golpe de Estado; en México hay 43 estudiantes normalistas asesinados, el 80 % de los trabajadores son informales y existe una pobreza que impacta.

Tenemos un desafío enorme, tenemos que discutir, el fracaso de las políticas neoliberales es estentóreo, el retorceso de derechos es enorme.

El avance de las luchas, han hecho que algunos gobiernos, piensen nuevamente, en las fuerzas armadas como dique de contención de estas luchas.

Nosotrxs, lxs docentes, tenemos un fuerza, estamos en todos los rincones de nuestra Patria, formamos parte de las puebladas, de las luchas de nuestro pueblo.

Tenemos que poner en marcha esa fuerza, poner en marcha la disputa por el sentido.”

 

Cochabamba, Bolivia, lunes 23 de julio de 2018

volver arriba