¡JUSTICIA POR MÓNICA, MARIANO Y NICOLÁS!

Texto para leer en las escuelas el día 29 de Junio.
A un año de la Explosión en la Escuela Albergue 144 de Aguada San Roque
Memoria, Justicia y Escuelas Seguras para todxs
Hace un año, lxs trabajadores de la educación de todo el país discutíamos con los gobiernos provinciales sobre las condiciones que eran necesarias para volver a la presencialidad en el segundo año de Pandemia.
Entre mayo y julio de 2021 se vivió la segunda ola de contagios y se lamentaron cuantiosas víctimas. En el caso de Neuquén, la ocupación de las camas de Terapia Intensiva en los Centros de Salud, tanto públicos como privados, llegaba al 100%. Por eso, desde aten/CTERA impulsábamos la continuidad de las actividades virtuales, para evitar nuevos contagios que no tendrían lugar para su atención.
Sin embargo, el gobierno de Omar Gutiérrez a través de su Ministra de Educación Cristina Storioni, impuso un proceso de retorno, apresurado y confrontando con aten/CTERA, haciendo lugar a grupos minoritarios de familias y comerciantes para que se ponga fin a las medidas de distanciamiento social, del mismo modo que a nivel nacional lo hacía el Macrismo.
En este contexto, se ordenó la vuelta a la presencialidad en escuelas de la ruralidad sin atender las condiciones edilicias ni el estado de las obras en ejecución.
Aguada San Roque es un paraje rural ubicado a unos 58 Km de la ciudad de Añelo, en el corazón de la formación geológica conocida como Vaca Muerta, uno de los yacimientos de Petróleo y Gas más importantes del mundo.
En el paraje, hay una escuela albergue para que lxs niñxs de los puestos cercanos puedan tener garantizado su acceso a la educación. Es la Escuela Albergue Nº144, que este año cumplió 40 años.
Esa escuela estaba en obra. Una obra largamente reclamada y esperada. Se estaba construyendo la ampliación del albergue donde duermen lxs niñxs, unas aulas, una vivienda para docentes y otras mejoras.
Mónica Jara era una docente recién recibida en el ISDF Nº 9 de Centenario que tomo su primer cargo allí. Dio sus primeras clases por zoom y participó de reuniones con sus crxs, también virtuales. Unos días antes del 29 de junio, la Directora les comunicó que según la información que le habían proporcionado, la escuela ya estaba en condiciones y que podían empezar el dictado de clases presenciales.
Mónica llegó el día 28 a la tarde, quería estar allí cuanto antes. La acompaño su familia, paso la noche allí y al día siguiente conoció a algunos de sus estudiantes y compañerxs.
Pasado el mediodía del 29 de junio, mientras acompañaba a los obreros Mariano Spinedi y Nicolás Frances que iban a revisar una supuesta falla en un calefactor, quedó entre las llamas de una explosión provocada por una importante fuga de gas, que sin aviso, se cobró la vida de forma inmediata de Mariano y Nicolás ydías más tarde, la de Mónica.
A partir de ese hecho se abrió una Causa Penal, para investigar las responsabilidades de funcionarios y empresarios en tan doloroso acontecimiento. Aten/CTERA y a las familias de Mónica Jara, Mariano Spinedi y Nicolás Francés somos Querellantes. Esta figura permite a las víctimas estar cerca de la investigación, proponer medidas y controlar el proceso y las acusaciones que realice la Fiscalía.
Los días 26 de abril y 8 de junio, se formularon cargos a 10 personas, 4 funcionarios de la Secretaria de Obras Públicas de la Provincia, 3 del Consejo Provincial de Educación y 3 empresarios. Sobre ellos se investiga, entre otras cosas, que obraron negligentemente; no controlaron ni evitaron que la obra se realice con las graves deficiencias motivo de la explosión y estando en conocimiento de la situación de la escuela, por acción u omisión, no actuaron para evitar la presencia de docentes y estudiantes en esas condiciones. Además conductas vinculadas a la corrupción como falsificación de documento público y defraudación a la administración pública.A pesar de estas graves acusaciones, todos los funcionarios públicos continúan es sus cargos.
Esas conductas deben ser sancionadas como derecho de las familias y para que no se repitan y nuestras escuelas sean lugares seguros para todos y todas.
A un año del hecho, decimos:

¡ Justicia para Mónica, Mariano y Nicolás !
! Escuelas Seguras para todxs !
¡ La corrupción mata !
El gobierno de Omar Gutiérrez es Responsable.

X