Reunión del Consejo de la Calidad de la Educación

El día jueves 30 de junio de 2022 se realizó una nueva reunión del Consejo de la Calidad de la Educación, del que CTERA forma parte, a los efectos de abordar dos temas: Resultados de las Pruebas Aprender 2021 y propuesta de recomendación para modificación del régimen académico de la educación secundaria.

En primer lugar, el Secretario de Evaluación e información educativa Germán Lodola, presentó un informe sobre los resultados de las Pruebas Aprender 2021. El informe consistió la presentación de los datos obtenidos respecto a la participación, los resultados, y al análisis estadístico de los factores asociados.

Según el informante del Ministerio, en esta oportunidad el número de participantes fue masivo, alcanzando a más de 600.000 estudiantes de sexto grado de escuelas primarias.Y planteó que la información referida a los resultados de cada provincia se envía a la jurisdicción para su consideración y no se hace ninguna comparativa nacional (a modo de ranking), excepto en la cantidad de estudiantes participantes dónde sí se hace esta comparación no solo en cantidad total, sino también en cantidad por tipo de establecimiento (estatal-privado y urbano-rural).

Con respecto a los resultadosllaman la atención los titulares tipo catástrofe y las respectivas notas publicadas por los medios de comunicación, porque  en realidad lo que se ha observado es que en las pruebas de matemática hay cierta estabilidad en la línea histórica, comparando 2016, 2018 y 2021; las diferencias son poco significativas y, de hecho, sólo un cuarto del estudiantado está debajo del nivel básico (23%), y el resto se mantiene estable en los niveles básico (22%), satisfactoria (39%) y avanzado (16%). La variación resulta un tanto más negativa en Lengua, pero casi se mantiene en los mismos valores que el 2013. La gran deferencia negativa es respecto de los resultados anteriores del 2018, pero en la misma reunión se planteó que hay muchos cuestionamientos y dudas sobre el proceso metodológico aplicado en 2018 ya que los resultados “tan positivos” obtenidos en dicho año no encuentran ninguna explicación, incluso son contradictorios con los resultados exhibidos en las pruebas ERSE de UNESCO para el mismo periodo. Es decir que la baja pronunciada se da respecto de una prueba anterior en la que había habido una suba muy pronunciada sobre la cual hay muchos cuestionamientos sobre el dispositivo aplicado en 2018. Entonces, o no había subido tanto en 2018 o no es tan pronunciada la caída 2021.

Lo que queda claro, es que es muy riesgoso tomar medidas fundamentadas a partir de resultados tan cuestionables desde el punto de vista metodológico. Evidentemente, las pruebas estandarizadas resultan ser un dispositivo muy limitado y desde los sectores más tecnocráticos y conservadores se les da una importancia desmedida en comparación con la verdadera información que brindan.

Por ejemplo, en este caso, se sale a decir “lo mal que está la educación” o se habla de “un retroceso de cuatro años”, partiendo de un dato que es una prueba estándar de matemática y lengua a estudiantes de sexto grado de la educación primaria. Un salto analítico sin ninguna consistencia pedagógica ni metodológica, que total 600 mil casos en un sistema educativo que tiene más de 12 millones de estudiantes.

Lo más importante que muestra esta prueba, en realidad, es la influencia de los factores asociados como el nivel socioeconómico de las familias, tal como lo reconoció el funcionario ministerial. La variable que mejor muestra el problema es el nivel socioeconómico y no la pertenencia estatal-privado como se pretende imponer desde la mirada hegemónica. Los estudiantes de los sectores socioeconómicos más bajos tienen mayoritariamente resultados que no alcanzan al nivel básico y esto se debe por las condiciones de vida y posibilidades económicas de sus familias y no por ir a una escuela estatal o a una privada.

Un dato muy importante que también arrojan los resultados es que en las provincias conmayor estratificación social, los estudiantes en condiciones de pobreza tienen peores resultados que en las provincias en las que la estratificación social es menor. Es decir, que en las provincias con más desigualdad, a quienes están mal socioeconómicamente, les va peor en estas pruebas estandarizadas, y se profundizan las desigualdades.

Los resultados también muestranque hay una gran influencia positiva en los resultados de los siguientes ítems: Tener una PC en el hogar, tener libros, estudiarun idioma extranjero, haber recibido material escolar en 2020 y 2021. Y hay una marcada influencia negativa entre quienes tienen las necesidades básicas insatisfechas y entre quienes manifiestan que trabajan.

Ante la denuncia mediática y de algunos sectores políticos referida al cierre de las escuelas como el principal factor de la caída en los resultados, también se demostró que en casi todos los países del mundo los resultados de las pruebas han sido peores luego de la pandemia, independientemente de la cantidad de días en los que las escuelas permanecieron cerradas. Y también es importante remarcar aquí que justamente la Argentina se encuentra entre los países que en proporción tuvo menor cantidad de días con los espacios físicos de las escuelas cerrados.

Respecto del segundo punto (propuesta de modificación del régimen académico de la educación secundaria), se presentó un borrador de propuesta que, en general, plantea  revisar los planes de estudio y las opciones curriculares,las opciones de cursada para los/as estudiantes, los sistemas de cursada parcialmente graduada y parcialmente no graduada. También se plantean las instancias de refuerzo de la enseñanza con atención en los/as estudiantes con más dificultades o trayectorias irregulares, los sistemas tutorías para contribuir con la inclusión educativa, flexibilización de las normas de promoción, creación de espacios de recuperación de aprendizajes o cursadas alternativas, etc. Este borrador seguirá siendo discutido en las próximas reuniones.

Sobre este punto, desde CTERA se planteó que resulta importante considerar que cualquier propuesta de modificación del régimen académico tiene que estar en total correspondencia con las organización de los puestos de trabajo docente y la organización de las escuelas, para no vulnerar derechos ni generar intensificación de tareas sin reconocimiento, ni sobrecarga laboral para las y los trabajadores de la educación. También se planteó que la propuesta tiene que incluir las previsiones de financiamiento que garantice la creación de puestos/cargos de trabajo suficientes, infraestructura y equipamiento necesarios y la formación docente pertinente para cualquier avance que se produzca en este sentido.

 

Miguel Duhalde

Secretario de Educación

CTERA

X